Mediación familiar

Lituania
Contenido facilitado por
European Judicial Network
Red Judicial Europea (en materia civil y mercantil)

En Lituania, la mediación en los litigios civiles (incluidos los litigios familiares) se rige por la Ley de mediación de la República de Lituania (una nueva versión de esta ley entró en vigor el 1 de enero de 2019). La Ley de mediación se aplica a la resolución de litigios civiles nacionales e internacionales y pone en práctica la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles.

La mediación es un procedimiento de resolución de litigios civiles en el que uno o más mediadores (terceros imparciales) ayudan a las partes a resolver el litigio de forma amistosa. Las partes pueden utilizar este método tanto para los litigios que aún no se han llevado ante la justicia (mediación extrajudicial) como para los casos que ya están siendo examinados por los órganos jurisdiccionales (mediación judicial).

El uso de la mediación está sujeto al acuerdo escrito de las partes en el litigio. La mediación solo puede utilizarse para aquellos tipos de litigio para los que las partes pueden concluir un acuerdo de solución con arreglo a la ley. El mediador es nombrado conjuntamente por las partes o puede ser nombrado por el servicio de asistencia jurídica garantizado por el Estado si las partes así lo solicitan.

A partir del 1 de enero de 2019, solo podrán prestar servicios de mediación las personas que hayan aprobado un examen específico (con algunas excepciones), que cumplan otros requisitos previstos por la ley (buena reputación, título universitario, formación en mediación) y que estén inscritas en la lista de mediadores de la República de Lituania. La lista de mediadores se publica en el sitio web del Servicio de Asistencia Jurídica Garantizada por el Estado (http://vgtpt.lrv.lt/). Los mediadores también deben cumplir las normas de imparcialidad y profesionalidad. Según el acuerdo alcanzado, los mediadores pueden ofrecer sus servicios a cambio de una remuneración o de forma gratuita. Las partes y los mediadores pueden acordar el método y el procedimiento para solucionar el litigio. Cualquiera de las partes puede retirarse de la mediación sin tener que justificarse.

Es importante señalar que la puesta en marcha de una mediación da lugar a la suspensión de los plazos de prescripción. Por lo tanto, aunque el litigio no pueda resolverse amistosamente, las partes conservan su derecho de recurrir a la justicia para obtener una indemnización. Si las partes consiguen resolver el litigio de manera amistosa con la ayuda de un mediador, se concluye un acuerdo de solución. Tan pronto como sea aprobado por el órgano jurisdiccional mediante un procedimiento simplificado, este acuerdo tiene fuerza ejecutiva.

La ley también consagra el principio de confidencialidad como uno de los principios esenciales de la mediación. Esto significa que las partes, a menos que acuerden lo contrario entre ellas, los mediadores y administradores de los servicios de mediación deben mantener en secreto toda la información relativa a la mediación, salvo la información necesaria para aprobar o aplicar el acuerdo de solución alcanzado durante la mediación y la información cuya no divulgación sería contraria al interés público. Esta disposición garantiza que, aparte de las excepciones mencionadas anteriormente, no podrá utilizarse ninguna información proporcionada durante la mediación contra la parte que la proporcione.

La Ley de mediación regula los detalles de la mediación obligatoria y judicial y la responsabilidad disciplinaria de los mediadores.

A partir del 1 de enero de 2020, la mediación es obligatoria en los conflictos familiares. La mediación obligatoria y la mediación judicial se financian (hasta seis horas) con cargo al presupuesto del Estado en los casos en que la selección de los mediadores está administrada por el Servicio de asistencia jurídica gratuita garantizado por el Estado. Las partes conservan el derecho de elegir a una persona de la lista de mediadores para que preste servicios de mediación obligatoria, pero en este caso tendrán que asumir el coste.

En virtud de la Ley de Enjuiciamiento Civil, los gastos que deben sufragar las personas que han recurrido a la mediación son menores.

La información sobre la mediación y la legislación conexa se puede consultar en el sitio web del Ministerio de Justicia (en lituano).

http://tm.lrv.lt/lt/veiklos-sritys-1/civiliniu-gincu-taikinamasis-tarpininkavimas-mediacija

Información sobre la mediación en el sitio web del Ministerio de Justicia (en inglés):

http://tm.lrv.lt/en/fields-of-activity/mediation

Última actualización: 10/04/2020

El punto de contacto correspondiente realiza el mantenimiento de la versión de esta página en la lengua nacional. El correspondiente servicio de la Comisión Europea se encarga de las traducciones. Es posible que las traducciones aun no reflejen algunos de los cambios que la autoridad nacional competente haya hecho en la versión original. Ni la RJE ni la Comisión Europea asumen ningún tipo de responsabilidad con respecto a la información o los datos contenidos o mencionados en el presente documento. Véase el aviso legal para las normas sobre derechos de autor aplicables en los Estados miembros responsables de esta página.
Los Estados miembros responsables de la gestión de las páginas de contenido nacional están actualizando algunos contenidos de esta web a la luz de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. La posible permanencia de contenidos que no reflejen dicha retirada es involuntaria y será corregida.

Comentarios

Utilice el siguiente formulario para compartir sus reacciones y comentarios en nuestra nueva web